Trucksur

Trucksur
Esp Eng  Cat Fr
Compramos su vehículo
Newsletter

Noticias

Lo que puedes aprender al conducir un camión

camiones de segundaAl contrario de lo que la sociedad piensa sobre conducir un camión y el estilo de vida de sus conductores, manejar un vehículo de grandes proporciones puede llegar a traer mucha satisfacción. Conducir un camión no es una simple profesión, es un estilo de vida que en muchas ocasiones pasa de padres a hijos. Y como si de una escuela se tratase, se aprende cada día. Si alguna vez has estado en una cabina de camiones de segunda mano habrás observado que hay demasiadas cosas que tener en cuenta antes de familiarizarse con él y muchas de ellas son muy útiles para la conducción de un turismo.

La buena conducción es la eficiente. El coste principal al que todo transportista tiene que hacer frente es el precio del carburante. Si hay alguien que tiene en cuenta cada gota del preciado líquido son los transportistas:
– No acelerar el motor al arrancar y no hacerlo hasta que el motor entre en calor. No acelerar de forma brusca.
– Hacer el cambio de marcha en la zona de par máximo.
– Velocidad constante
– Aprovechar las inercias en pendientes y frenar sólo cuando sea necesario.
– En las paradas de más de 2 minutos apagar el motor.

Una distancia de seguridad correcta salva vidas. Según la normativa, los vehículos que superen los 10 metros de longitud y las 3’5 toneladas deben respetar una distancia de seguridad de 50 metros. Otros factores que entran en juego son el estado de la carretera, la velocidad y los neumáticos. La anticipación es la clave. Conducir desde una perspectiva de 2 metros nos hace ver el mundo muy diferente que los conductores de turismos. Además si el vehículo mide más de 16 metros, como los camiones de segunda mano articulados, y un peso de 16 toneladas nos hace enfrentarnos a un mundo diferente. Los profesionales saben que anticiparse a todas las situaciones es indispensable en su día a día.

Descansa. Conducir un coche con sueño es siempre una mala opción. Pero hacerlo con un vehículo con un gran tonelaje y de gran longitud puede tener consecuencias catastróficas. Los profesionales dan mucha importancia a saber autoevaluarse a uno mismo para saber si está en las condiciones óptimas para ponerse al volante. No sólo se trata de cumplir con la normativa de descanso (no conducir más de 9 horas seguidas al día ni sumar 56 horas a la semana) sino de estar en plenas facultades.

Mensaje de navegación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *